La saliva es una segregación generada por las glándulas salivales, que salvo en la encía y en la parte anterior del paladar, se hallan presentes en todas las zonas de la cavidad bucal. Estas glándulas salivales se dividen en dos: glándulas salivales mayores, las cuales producen un 93 % de la saliva, y las glándulas salivales menores, que producen el 7 % restante.

enfermedad del besoEste fluido corporal, es uno de los que más riesgo de contagio presenta, ya que no es precisa una relación directa con la boca para que se pueda traspasar algún tipo de infección. La simple acción de estornudar, beber de un mismo recipiente o una simple conversación, en la cual se pueda expulsar saliva mientras hablamos, basta para contagiar a la otra persona.

En Tu dentista en Coslada somos conscientes de los riesgos que pueden originar los problemas de higiene en relación a la saliva, así como en relación a la falta de higiene en todo su conjunto, por lo que cumplimos rigurosamente con la normativa vigente en cuestión de seguridad e higiene, priorizando ante todo la salud y el bienestar de nuestros pacientes.

Entre las casusas más comunes, por las cuales la saliva, toma un papel protagonista a la hora de contagiar un determinado tipo de virus, se encuentran las que detallamos a continuación:

El constipado común.

En este caso concreto, se estima que el verdadero motivo del contagio se centra en el mismo virus. Igualmente se puede contraer un catarro, por el mero hecho de convivir con alguien infectado, principalmente por el posible contacto con mucosas o fluidos de este último.

costipado común

La enfermedad del beso

Enfermedad del beso comúnAsí es como se conoce comúnmente a la mononucleosis infecciosa, que tiene su origen en el virus de Epstein-Barr. Este virus es transmitido mediante la saliva y su posterior infección es producida por medio del contacto. Los síntomas más relevantes que presenta este tipo de infección son semejantes a los que se dan en un proceso gripal, es decir, fiebre alta, migrañas, cansancio y en ciertas ocasiones, incluso inflamaciones en la dermis. El medio más común por el que se transmite el contagio puede ser a través de un contacto directo con la saliva infectada, así como un simple estornudo o mediante un acceso de tos, suficiente para contagiar a quién se encuentre cerca de la persona infectada.

Hepatitis B

Este virus infeccioso, es transmitido igualmente a través de la saliva. Así mismo, la persona que padece esta enfermedad presenta unos niveles más elevados de este virus en la sangre que en la propia saliva. Para poder infectar a otra persona, es necesario como en casos anteriores, un contacto directo, tanto de la sangre como de la saliva infectada, como, por ejemplo, al besar, si se presentan heridas abiertas en la boca o alrededor de ésta.

También conocido como Herpes

Es transmitido al mantener un contacto directo con el virus. Su estado más contagioso, es cuando se presenta en forma de ampollas. Este virus, una vez introducido en el organismo, queda vivo, apareciendo en otras circunstancias como pueden ser; cuadros de ansiedad o estrés, falta de defensas, entre otros.

Verrugas

En esta ocasión el virus es transmitido al besar, principalmente si existen zonas en que sea reciente su aparición.

Varicela

costipàdoEsta patología también es transmitida a través de la saliva y tiene su origen en el virus varicela-zoster. Esta enfermedad se manifiesta mediante la aparición de diferentes erupciones en la dermis, con un líquido color amarillo dentro. La principal causa de su contagio, además de la saliva, es mediante el contacto directo de dichas erupciones en la dermis. Igualmente se corre el riesgo de ser infectados, a través del estornudo, una conversación o un acceso de tos.

Paperas

Esa enfermedad común, también conocida como parotiditis, tiene su origen en el virus paramixovirus. Esta patología viral, puede llegar a ocasionar intensos dolores a quien la padece, inflamándose la parte posterior de cuello, dañando la voz, así como sufrir dificultades al respirar y a la hora de comer alimentos o beber líquidos.