El miedo es una alteración angustiosa del ánimo, como consecuencia de una amenaza real o imaginaria. Para determinadas personas, el hecho de acudir al dentista supone sentir esa sensación de miedo. Sentarse en el sillón de una clínica dental ante un odontólogo, provoca en muchos pacientes, cuadros de ansiedad o pánico. Este pánico al dentista hace imposible un seguimiento adecuado de la salud bucodental. Según las opiniones de distintos expertos en la materia, el miedo al dentista está estrechamente relacionado con el miedo a padecer dolor o a la presencia de jeringuillas e inyecciones; pánico a las agujas. En el post de hoy de la Tu dentista vamos a hablar del miedo a los dentistas: Odontofobia.

¿Por qué tenemos miedo al dentista?

Por norma general este miedo al dentista está provocado por malas experiencias anteriores. De igual modo, una mala vivencia sufrida por alguien del entorno del paciente puede llegar a provocar el mismo estado de pánico o ansiedad. No obstante, todo depende de cada persona de manera individual. Así pues, el miedo al dentista puede ser la suma de varias situaciones adversas o negativas en la vida o el entorno del paciente. Sea como fuere, se deben anteponer las ventajas de acudir al odontólogo, previniendo posibles patologías, a esa sensación de miedo.

¿Qué riesgo supone la odontofobia?

sensibilidad dentalDebemos de tener en cuenta que, la boca es la fuente de salud de nuestro organismo. A través de ella, se puede contraer cualquier tipo de infección o patología oral. Esta infección si no es tratada a tiempo debidamente, llegará a extenderse por todo el organismo, infectando a su paso al resto de órganos. Las personas que no acuden al dentista de forma periódica ponen en riesgo la salud de su boca y de su organismo en general. Este hecho, puede ocasionar serios problemas, como provocar patologías periodontales y riesgo de sufrir un infarto en personas embarazadas o diabéticas. Leer este post aquí

¿Cómo se puede tratar la odontofobia?

El miedo al odontólogo debe ser tratado por un especialista en acasos extremos. No obstante, también existen otros métodos más sencillos. A continuación vamos a detallar 9 consejos para vencer el miedo al dentista:

  1. Obtén información sobre cómo combatir el miedo

En la actualidad el instrumental que se utiliza no tiene nada que ver con el décadas pasadas. Esto es en lo primero que se debe pensar. Asimismo, existen técnicas de sedación que facilitará una total relajación en el paciente, eludiendo cuadros de estrés durante el proceso de un tratamiento.

  1. Habla con el dentista de tus miedos

Haciendo partícipe al odontólogo de tus problemas, podrás recibir una atención personalizada. Una explicación minuciosa y detallada de tu tratamiento o diagnóstico servirá para reducir la incertidumbre que presentes. De igual modo, te preparará y cuidará, haciendo más grata tu experiencia.

miedo al dentista

  1. Elegir una hora temprana

El hecho de acudir al dentista a primera hora de la mañana te evitará estar pensando todo el día que tienes una cita.

  1. Pedir consejo sobre tomar relajantes

La toma de relajantes debe ser bajo la supervisión de tu odontólogo. Este tipo de medicamentos te ayudará a relajar los nervios; siempre y cuando lo recomiende el Dr.

  1. Ir acompañado

La presencia de un familiar, amigo o persona allegada, que no tenga el mismo problema, te dará ánimos y hará que controles los nervios.

6. Ocupar tu mente mientras esperas

Una vez estés en la sala de espera, debes mantener tu mente ocupada. No dejes que te invadan pensamientos negativos o escenas de pánico imaginarias.

7. Llevar a la práctica técnicas de relajación

Mantener una respiración pausada y calmada, pensando en situaciones agradables te mantendrá distraído y relajado.

8. Escuchar música

Llevar algún dispositivo musical te ayudará a estar entretenido, y el tiempo de espera parecerá menor.

  1. Establece con el dentista algún tipo de código

Antes de comenzar su labor, establece con el dentista alguna señal o mensaje con el que le puedas expresar tus sensaciones.