Los dentistas son profesionales de la salud especializados en el tratamiento y la prevención de enfermedades buco dentales, así como en el mantenimiento y mejora de la salud dental de sus pacientes.

La mayoría de los dentistas trabajan en consultorios privados, en cuyo caso, generalmente se les llama ‘dentistas de práctica general’. También pueden ser empleados por centros de salud públicos o privados donde pueden especializarse en varias ramas de su práctica, incluida la ortodoncia, la periodoncia e incluso la estética dental.

Un dentista bueno examina los dientes y el tejido bucal de los pacientes para diagnosticar y tratar cualquier problema que encuentren. El tratamiento puede incluir eliminar las caries, rellenar las caries y reparar o extraer los dientes dañados cuando sea necesario.

La mayoría de los dentistas son médicos generales, pero algunos son especialistas. Los dentistas de práctica general brindan atención dental primaria, mientras que los especialistas tienen conocimientos avanzados en áreas específicas de la atención dental.

El dentista a diario puede desempeñar distintas laborales tales como:

  • Revisar, mantener y evaluar los registros dentales de los pacientes.
  • Evaluar la salud de la boca, los dientes y las encías, en busca de signos de enfermedad y de caries.
  • Realización de chequeos de rutina y limpieza de dientes.
  • Educar a los pacientes sobre la higiene bucal.

Asistir al dentista periódicamente es fundamental

En ocasiones las personas le restan importancia a la salud bucal lo cual conlleva a una serie de consecuencias negativas. Ignorar los problemas dentales les da tiempo para propagarse y agravarse. El cuidado adecuado de tus dientes y encías los mantendrá más saludables durante toda tu vida.

Asistir al dentista periódicamente

Algunos estudios médicos recientes han relacionado enfermedades importantes con la enfermedad de las encías. Se sospecha que la enfermedad dental contribuye a las enfermedades cardíacas, el cáncer de páncreas y los accidentes cerebrovasculares.

Visitar a tu dentista dos veces al año te ayudará a que tus dientes estén sanos, pero también puede ahorrarte tiempo  y dinero a largo plazo. Para ello, lo primero que debes tener en mente es buscar un dentista cerca de mí para que se te facilite la ida a la cínica dental y puedas asistir así sin inconveniente.

Razones para asistir al dentista periódicamente

El asistir al dentista con determinada regularidad resulta altamente beneficioso para ti a nivel de salud. Entre las razones para asistir al dentista se encuentran las siguientes:

  • Dientes limpios: Probablemente trabajes duro para recordar cepillarte los dientes y usar hilo dental dos veces al día pero a veces eso no es suficiente. Tu dentista puede mostrarte la forma correcta de cepillarte los dientes ya que está capacitado para ayudarte a cepillarte los dientes con eficacia para mantener tu salud dental. Además, un conjunto de dientes saludable es una parte crucial para mejorar tu apariencia y de igual modo tu dentista te limpiará los dientes eliminando la placa dental o el sarro mientras hace sugerencias sobre tu rutina diaria de salud bucal.
  • Diagnóstico precoz de caries: La razón principal para visitar a tu dentista con regularidad es evitar problemas dentales como caries y problemas de encías. Estos problemas pueden parecer menores al principio, pero pueden provocar problemas más graves e incluso problemas dentales importantes si no se abordan a tiempo. Por lo tanto, las visitas regulares pueden ayudarte en el diagnóstico y tratamiento de estas afecciones.
  • Diagnóstico de enfermedades dentales graves: El diagnóstico temprano de enfermedades dentales como el cáncer oral puede ayudar a salvarte la vida. Tu dentista realizará una prueba de detección de cáncer oral durante tu visita regular cada seis meses. Se sabe que el cáncer oral se disemina rápidamente, pero puede contrarrestarse fácilmente si se detecta a tiempo.
  • Erradicar los problemas de encía: Ciertos hábitos nutricionales pueden provocar enfermedades de las encías que pueden conllevar a la pérdida de dientes y otras enfermedades graves. Las visitas regulares al dentista permitirán diagnosticar los problemas de las encías desde el principio. Algunos problemas de las encías se pueden revertir si se detectan a tiempo.