Son muchas las personas que no cuentan con un seguro dental. Incluso, si tienes beneficios, es posible que no cubran los servicios que necesitas, o pueden dejarte con grandes gastos de bolsillo. Pero escatimar en atención dental porque no puedes pagarla puede costar más y causar más dolor a largo plazo. La buena salud oral es importante para tu salud general. Así que invierte dinero en tu boca, pero gástalo inteligentemente.

Cuidar tus dientes tanto en casa como en el consultorio dental, es una forma sencilla de mantener bajo control el costo de la atención dental. Eso significa cepillarse mínimo dos veces al día y usar hilo dental diariamente. Es esencial para la salud de tus dientes y encías.

También asegúrate de visitar a tu dentista regularmente. Un gran número de personas se saltan las visitas dentales cada año, a pesar de lo que los exámenes dentales regulares y la buena higiene bucal pueden prevenir la mayoría de las enfermedades dentales.

Por consiguiente, hazte un favor a ti mismo y visita al dentista. Y mientras estés en el sillón dental, infórmate sobre cualquier consejo adicional que te ayudará a mantener un nivel óptimo de atención en el hogar.

Cómo Abaratar los Costes del Dentista

Saltar las citas al dentista te hace gastar más

Usualmente las personas deberían asistir a clínicas dentales asociadas a Adeslas Dental dos veces al año. Pero por alguna razón, es más probable que se posponga una cita al dentista que cualquiera de las otras citas relacionadas con la salud. Asimismo, son muchos los beneficios para la salud que te estás pendiendo cuando te saltas una cita dental, y por consiguiente, mientras más riesgos para la salud haya, mayores serán los gastos que debas hacer, por lo que es mejor prevenir.

Según un estudio de investigadores se determinó que las personas que reciben atención dental pueden reducir su riesgo de enfermedad cardíaca en un tercio. Las personas que tienen infección crónica en su cavidad oral tienen un mayor riesgo de ataque cardíaco, derrame cerebral, enfermedades de las arterias coronarias. Cuando está presente una infección alrededor de las encías y los dientes, que ingresa a la sangre, engrosa los vasos y los estrecha.

Cada vez que te limpies los dientes, realiza una inspección visual y manual en busca de áreas inflamadas o rojas, áreas ulceradas y cualquier cosa que se vea fuera de lo común. Muchas veces estos cánceres orales son asintomáticos y el dentista puede detectarlo y contrarrestarlo a tiempo.

De igual modo, son muchas las demás enfermedades que pueden desarrollarse por no ir regularmente al dentista. Es mucho más rentable que inviertas dinero en atención preventiva que en tratamiento de una enfermedad.

Consejos para reducir costos del dentista con un seguro privado

  • Ten en cuenta los límites de cobertura: Si tienes la suerte de contar con un seguro dental, debes tener conocimiento acerca de los límites de cobertura. El plan puede cubrir el costo total de una o dos limpiezas básicas al año, pero a menudo serás responsable de pagar la mitad del costo de los procedimientos. Si no tienes seguro, busca planes dentales con descuentos, donde los dentistas ofrecen precios más bajos.
  • Solicita descuentos y evita tratamientos innecesarios: Pregunta por adelantado sobre las políticas de precios y pagos, y si aceptan seguros dentales privados antes de visitar a un proveedor local. Por ejemplo, el consultorio dental puede darte un descuento si pagas de inmediato la factura completa. Compara precios de distintos lugares, y si vas a un dentista nuevo, habla con amigos o conocidos que hayan asistido a ese dentista para evaluar los servicios de dicho profesional
  • Busca clínicas de bajo costo: Si tu cobertura no es amplia y tienes un ingreso limitado, busca una clínica dental asociada con un centro de salud financiado con fondos federales en tu ciudad. Dichas clínicas cobran por los servicios en una escala variable basada en los ingresos.